PrremiereVision
Proquipsa

Verdades y mentiras en torno al cuero

| 22 mayo, 2019 | Comentario

Alrededor de la industria del cuero se realizan infinidad de afirmaciones, en muchos casos no todas ciertas. ¿Se crían animales para curtir sus pieles? ¿Puede reciclarse el cuero? ¿Cómo de contaminante es la curtición de pieles? ¿Cuál es la huella de carbono de la producción de cuero? Para responder a estas y a otras muchas cuestiones, Leather Naturally, iniciativa en defensa del cuero, ha elaborado un documento en el que desvela qué hay de verdadero y qué hay de falso en torno a todo lo que se dicen de la industria del cuero.

Los animales se crían para curtir sus pieles: falso
La piel y el cuero son un subproducto de la industria cárnica. Solo una pequeña parte de las pieles se usa en la industria del cuero exótico, la cual se encuentra, desde un punto de vista ético, en una «zona gris».

El cuero es un producto sostenible: verdadero
El cuero como materia prima se genera de forma renovable, dado que los consumidores siempre necesitarán carne animal. El proceso de fabricación, si se realiza con buenos controles ambientales, tiene un impacto mínimo y el ciclo de vida completo del cuero tiene una menor huella de carbono y gasto de agua que cualquier otro material, ya que aumenta la durabilidad del producto. Además, durante la fase final de vida del producto, el cuero se degrada rápidamente por medios químicos y biológicos.

El cuero contiene sustancias tóxicas: falso
El cuero hecho de manera responsable evita las sustancias tóxicas. Las mejores tecnologías para la curtición de pieles que se disponen en la actualidad no requieren químicos tóxicos y estas funcionan en las principales curtidurías de todo el mundo. A veces se encuentran sustancias restringidas de manera involuntaria debido a ciertas impurezas, pero esta es la razón por la que se analizan todos los cueros, para garantizar que sean seguros.

El cuero es un material renovable: verdadero
Los cueros y las pieles son siempre un subproducto de la industria cárnica. Los animales forman parte de las dietas de muchos consumidores y, por lo tanto, siempre se demandará su consumo. Las pieles de los animales criados para el consumo de su carne se utilizan para dar forma a un nuevo material, de lo contrario se convertirían en residuos.

El cuero se degrada mejor que los materiales sintéticos: verdadero
Los materiales de base petroquímica son relativamente inertes y pobres en nutrientes para bacterias y a los hongos. El cuero, por su parte, es rico en carbono, nitrógeno y oxígeno; tres elementos que a las bacterias y hongos les gusta comer. Por tanto, en la biosfera, el cuero se descompone mucho más rápido que los materiales sintéticos.

El cuero solo se puede hacer con pieles de animales: verdadero
La definición de cuero en las normativas acordadas internacionalmente insiste en que el cuero no se puede desintegrar y regenerar y debe tener un recubrimiento, en gran parte intacto, proveniente de un animal.

El cuero puede reciclarse: verdadero
El aglomerado de fibras de cuero se ha utilizado durante más de 70 años como material en calzado. Los compuestos de cuero han existido desde principios del siglo XXI y desde entonces se está trabajando mucho para producir una mayor diversidad de cueros reciclados.

Los materiales sintéticos están hechos de fibras naturales: falso
Para distinguir los materiales sintéticos de los naturales, el término sintético se refiere a los materiales construidos a partir de subunidades que se derivan del uso de fuentes sintéticas (por ejemplo, productos químicos derivados del petróleo), mientras que los naturales generalmente proceden de un animal. Las alternativas al cuero son en gran medida sintéticas (basadas en productos petroquímicos). Tan solo existen algunas alternativas naturales innovadoras al cuero.

Los cueros se pueden hacer de otras fuentes que no sean animales: falso
Normativas y definiciones internacionales y, en muchos casos, las leyes nacionales prohíben el uso de la palabra «cuero» a menos que provenga de un animal. Etiquetar algo que no provenga de una animal como cuero es ilegal en muchos países.

El cuero solo se fabrica en países subdesarrollados: falso
Las mejores curtidurías del mundo tienen sede tanto de países con bajos ingresos como de países de rentas elevadas. Cualquier empresa en el mundo que esté preparada para invertir en instalaciones de vanguardia y protecciones ambientales será bienvenida en la industria del cuero.

Los artículos de cuero no son duraderos: falso
Los nuevos consumidores aprenden rápidamente que existe una gran diferencia entre el cuero y las alternativas de cuero cuando se trata de durabilidad. Muy pocas alternativas al cuero pueden igualar su durabilidad y su rendimiento de alta calidad.

El cuero se puede distinguir de otros materiales por el «olor a cuero»: falso
Si bien algunos cueros tienen un olor característico, muchos consumidores en la actualidad requieren que su piel tenga un olor neutro. Los curtidores hacen que el cuero huela menos. Si un consumidor desea que huela a cuero, el curtidor puede usar agentes curtientes vegetales y aceite de pescado para darle ese olor característico.

El cuero es un producto natural: verdadero
Pocas cosas hay más naturales que una piel de animal, que es en gran parte proteína, humedad y aire. Las sustancias curtidoras protegen el producto durante toda su vida útil y luego permiten que la biosfera degrade el cuero de manera rápida.

Ante o nobuk no son cueros: falso
La capa superior o inferior de la piel se puede convertir en gamuza y la capa de grano superior se puede convertir en nobuk. El nobuk puede llamarse «cuero genuino», pero en el caso de la gamuza debe llamarse «cuero genuino de gamuza», ya que no tiene acabado.

Los materiales sintéticos se venden como cuero: verdadero
La reputación del cuero es tan buena que algunos quieren engañar a los consumidores etiquetando sus productos como cuero. Desafortunadamente algunos consumidores compran estos sintéticos pensando que son de cuero real y luego se decepcionan por la falta de rendimiento de estos productos fraudulentos.

El cuero es un producto moderno: verdadero
Las pieles modernas son altamente técnicas y tienen una gama de características que pueden ofrecer al usuario atributos que la mayoría de los otros materiales no pueden, como resistencia al agua, resistencia al fuego, transpirabilidad, protección antibacteriana, protección térmica, antiabrasión, alto agarre, suavidad excepcional, grabado con láser, implantes sensoriales corporales, cambio de color ultravioleta, cambio de color por calor y estabilidad dimensional.

El cuero es el mejor material para los zapatos: verdadero
En términos de comodidad y resistencia, durabilidad al rayado y abrasión, capacidad de moldear el cuerpo, estirarse alrededor del pie, fácil mantenimiento, reparabilidad y transpirabilidad, muy pocos materiales pueden igualar sus propiedades en un zapato.

El cuero tiene una gran huella de carbono: falso
Después de evaluar en profundidad la huella ambiental de productos de cuero bovino, la Comisión Europea ha restringido al 0,42 por ciento la huella ambiental del ciclo de vida del animal.

El cuero no es un producto ecológico: falso
Muy pocos materiales modernos tienen la capacidad de degradarse en la biosfera como lo hace el cuero. La fabricación de cuero mejora continuamente, de igual manera que muchas curtidurías modernas tienen un impacto mínimo sobre su entorno. Como material renovable, el cuero es un material ecológico en todo tipo de productos.

El cuero es un subproducto: verdadero
Sí, los cueros y las pieles son un subproducto de la industria cárnica.

TwitterGoogle+FacebookCompartir

Tags: ,

Categoría: Reportajes

Dejar comentario

comelz