«El futuro de la industria del cuero está en sus propias manos»

| 3 abril, 2019 | Comentario

El próximo 16 de junio se celebrará en Nueva York (EE. UU.) el 4º Congreso Mundial del Cuero. En él se debatirá sobre la industria del cuero desde la perspectiva del consumidor. Para conocer un poco mejor en qué consistirá, hablamos con Paul Pearson, secretario del Consejo Internacional de Curtidores (ICT), organizador del evento, entre otros organismos.

LederPiel: ¿Cuáles son los principales objetivos del 4º Congreso Mundial del Cuero?
Paul Pearson: Mejorar la imagen del cuero y promoverla han sido siempre los principales objetivos de todos los congresos mundiales del cuero. El objetivo particular de este cuarto congreso es presentar a diseñadores, marcas y, especialmente, a la generación más joven esta tradición positiva del cuero.

LederPiel: ¿Cuáles serán los principales temas que se tratarán en él?  
Paul Pearson: El título del congreso es «El cuero en la vida cotidiana», por lo que el mensaje principal que queremos transmitir es que el cuero siempre ha sido parte de la sociedad humana. No solo en tiempos pasados, sino que también hoy en día está en todas partes, y algunos consumidores no lo saben. Hablaremos sobre la historia del cuero (qué es, su herencia, su versatilidad y su lugar en la sociedad contemporánea), sobre cómo y por qué es un material sostenible y explicaremos por qué algunas de las marcas clave de moda están tan interesadas en utilizarlo para confeccionar sus productos.

LederPiel: ¿Qué criterios se han seguido para seleccionar las ponencias que se presentarán en el congreso? ¿Nos puede adelantar algún nombre?
Paul Pearson: Las presentaciones han sido elegidas para ilustrar cada uno de los temas mencionados anteriormente, a través de la participación de expertos y profesionales líderes en cada área.
Los oradores confirmados incluyen a Steve Lange (Universidad de Cincinnati), Mike Redwood (Universidad de Bath, Leather Naturally) Orietta Pelizzari (Lineapelle), Tiberio Daddi (Escuela Superior de S. Anna Pisa), Frank Mitloehner (Universidad de California), Federico Brugnoli (Lineapelle Innovation Square), David Wright (coach), Steve Jeske (GST Autoleather) y Ariane Duhaney (Parsons School for Design). Ahora estamos esperando la confirmación final de los representantes de otras importantes marcas de cuero.

LederPiel: ¿Cuántos asistentes se esperan en el evento?
Paul Pearson: El objetivo inicial es reunir entre 100 y 200 asistentes. Las reservas ya han comenzado, pero es demasiado pronto para dar una cifra más precisa.

LederPiel: ¿Por qué se ha elegido Nueva York como sede para el congreso?
Paul Pearson: Se consideraron varias opciones, pero la tradición que se ha seguido hasta ahora ha sido que el actual presidente del Consejo Internacional de Curtidores (ICT) puede elegir durante su mandato si organiza en su país el congreso mundial del cuero. Por lo tanto, con Wolfgang Goerlich se celebró en Río de Janeiro (Brasil); con Rino Mastrotto, en Milán (Italia), y con Richard Pai, en Shanghái (China). La actual presidenta de ICT es Lisa Howlett, representante de Leather Industries of America (LIA) y estuvo de acuerdo, conjuntamente con Ushsla, con el apoyo de UNIC/Lineapelle, en organizar el 4º Congreso Mundial del Cuero de 2019 en Nuevo York.

«Nos enfrentamos, por tanto, a un importante trabajo de comunicación en la industria del cuero para explicar la naturaleza y las cualidades del cuero a intermediarios, fabricantes y consumidores»

LederPiel: ¿Qué percepción tiene del cuero el consumidor actual?
Paul Pearson: Está claro que una parte de los consumidores aún considera el cuero como un material de lujo muy deseable, como se puede ver por el éxito que tienen las marcas de artículos de cuero y calzado de alta calidad. El cuero también se percibe como un componente de alta calidad en vehículos y muebles. Sin embargo, parece haber una creciente falta de comprensión acerca de la naturaleza y las características de la piel, no solo entre los consumidores, sino también por parte de muchas personas que forman parte de la cadena de suministro de los artículos de cuero. Nos enfrentamos, por tanto, a un importante trabajo de comunicación en la industria del cuero para explicar la naturaleza y las cualidades del cuero a intermediarios, fabricantes y consumidores en general.

LederPiel: Mientras los tres congresos anteriores se centraron principalmente en la industria del cuero y su cadena de suministro y distribución, el congreso de Nueva York tratará sobre el consumidor, los productos de consumo y su diseño. ¿Por qué?
Paul Pearson: Esto se debe en parte a la elección de su sede, Nueva York, considerada como el centro mundial del diseño y de los productos de consumo; pero también porque los tres primeros congresos se pensaron como eventos para que la industria del cuero hablara de sí misma para sí misma. Por el contrario, este congreso está concebido para abordar lo que muchos ven como el principal desafío a largo plazo para el futuro del sector: seducir a las generaciones más jóvenes de diseñadores y consumidores.

«La industria cree que hay una historia muy positiva que contar sobre el cuero y que el uso de métodos de comunicación actualizados transmitirá esta historia a una audiencia seleccionada.»

LederPiel: ¿Por qué cree que la reputación del cuero entre las jóvenes generaciones no es demasiado buena? ¿Cómo se podría cambiar esta percepción negativa?
Paul Pearson: La industria del cuero es, históricamente, un sector tradicional. Ahora se dice que las generaciones más jóvenes, los millennials y la generación Z, obtienen principalmente información, noticias y actitudes de las redes sociales y los portales de internet. Mientras que los críticos del cuero se han apresurado a utilizar estos canales para difundir, a menudo injustificadamente, mensajes negativos sobre nuestro sector, la industria del cuero, en general, ha sido relativamente más lenta, lo que ha provocado que adopte una posición más defensiva y reactiva. Sin embargo, las empresas individualmente, así como las asociaciones nacionales e internacionales, se han vuelto en los últimos tiempos más proactivas en la difusión de mensajes positivos sobre la industria. Ahora es importante estudiar quiénes son los destinatarios de estos mensajes y cuál es el lenguaje correcto que se debe utilizar. En el próximo congreso mundial del cuero, el ICT ha optado por utilizar la herramienta del «evento» para difundir información de manera directa, simple y veraz sobre el cuero, principalmente a los futuros diseñadores y estilistas. Colectivamente, una iniciativa como Leather Naturally está siguiendo una estrategia que se dirige específicamente a los consumidores más jóvenes a través de una campaña en las redes sociales. La industria cree que hay una historia muy positiva que contar sobre el cuero y que el uso de métodos de comunicación actualizados transmitirá esta historia a una audiencia seleccionada.

LederPiel: ¿Cómo afecta la moda vegana a la industria del cuero?  
Paul Pearson: Hasta ahora, el impacto ha sido bastante limitado. La moda vegana (como la vegetariana o la flexitariana) se ha visto, hasta la fecha, principalmente en Europa y América del Norte. Con la reciente debilidad generalizada del mercado de pieles en bruto, estas tendencias tampoco han tenido un impacto notable sobre la disponibilidad o precio de las pieles. Probablemente hayan tenido algún efecto en la demanda de cuero, ya que algunos clientes buscan materiales alternativos, aunque la aparición del etiquetado incorrecto, el llamado «cuero vegano», ha sido insignificante. Si bien el impacto general de la «tendencia vegana» ha sido bastante limitado hasta ahora, realmente estamos viviendo sus primeros días. Dado que la tendencia es principalmente entre los consumidores más jóvenes, los efectos a largo plazo podrían ser más significativos, y esta es una tendencia que debe ser vigilada cuidadosamente. En particular, la industria debe trabajar con las administraciones nacionales y las organizaciones de consumidores, cuando corresponda, para garantizar que las normas que rigen el etiquetado de los productos que afirman ser de cuero sean claras y se apliquen efectivamente.

«Debe recordarse que la producción de cuero se basa en un recurso sostenible y renovable, que es un subproducto no deseado de las industrias cárnica y láctea»

LederPiel:: Para el consumidor, cada vez es más importante adquirir productos éticos, sostenibles y fabricados en condiciones laborales dignas; sin embargo, ¿cumple realmente la industria del cuero con estos requisitos?
Paul Pearson: Este es un tema complejo y no hay duda de que la industria del cuero necesita trabajar más para transmitir mensajes positivos al respecto. Primero, debe recordarse que la producción de cuero se basa en un recurso sostenible y renovable, que es un subproducto no deseado de las industrias cárnica y láctea. Esto apoya la afirmación de que el cuero es un material ecológico, a pesar del uso de algunas metodologías engañosas para defender lo contrario. Además, hay un número creciente de sistemas de certificación introducidos por los propios productores de cuero y las principales marcas de productos que acreditan este comportamiento responsable. Si bien es cierto que es posible encontrar ejemplos de malas prácticas en la industria del cuero, como en todos los ámbitos de la vida; la mayoría del cuero se produce de manera ética y sostenible. Los sistemas de certificación están ahí para acreditarlo y la industria, en general, está haciendo un gran esfuerzo por explicar esto.

LederPiel: La industria del cuero atraviesa una crisis evidente (bajos precios, mala reputación, caída de la demanda, etc.). ¿Debemos acostumbrarnos a esta situación o tarde o temprano mejorará? ¿Es optimista de cara al futuro?
Paul Pearson: La historia nos dice que la industria del cuero opera en ciclos y que siempre ha habido recuperaciones. Pero el mundo se está volviendo cada vez más complicado y hay evidencias de que las tendencias están cambiando. Las mejoras en tecnología están permitiendo desarrollar materiales alternativos al cuero que son muy competitivos, de igual manera que aparecen nuevos sistemas de fabricación que funcionan mejor con materiales alternativos que con el cuero. Sin embargo, el cuero sigue siendo un material de lujo, atractivo y versátil, y siempre encontrará un lugar en el mercado. Depende de la industria del cuero determinar cuán grande será este lugar: el futuro de la industria está en sus propias manos. Las diversas iniciativas emprendidas por los organismos que forman la industria del cuero son ejemplos de cómo la industria puede colaborar para promocionarse, educando al consumidor y difundiendo mensajes positivos sobre el cuero y su industria. Por tanto, sí, soy optimista de cara al futuro, lo que no significa que piense que será un futuro sencillo.

TwitterGoogle+FacebookCompartir

Tags: ,

Categoría: Entrevistas

Dejar comentario

comelz