La producción de cueros cayó un 23 por ciento en Italia el pasado año

| 31 agosto, 2021 | Comentario

La asociación italiana del curtido UNIC acaba de presentar el anuario de la industria de la curtición en Italia correspondiente al pasado año 2020. Como reconocen desde la asociación, «los efectos causados por la covid-19 han dado lugar a un año completamente fuera de lo común para la economía global, y la industria italiana del curtido, como muchos otros sectores, se vio muy afectada por las consecuencias de la pandemia y, por lo tanto, los resultados anuales presentan, en su mayoría, cifras muy negativas».

Los bloqueos comerciales y los confinamientos que vivió Italia durante la primavera del pasado año lastraron en gran medida los resultados de las curtidurías durante 2020. Con una producción a medio gas y un consumo muy reducido, el resumen del pasado año para la industria del curtido en Italia no puede ser sino negativo. En consecuencia, tanto la producción nacional como las ventas al exterior mostraron caídas de dos dígitos, con la única excepción  del segmento del cuero para tapicerías.

El sector curtidor italiano cerró el año 2020 con 1.165 curtidurías activas (un 1,3 por ciento menos que en 2019), dando empleo a 17.274 trabajadores (-1,4 por ciento)

De esta manera, el sector curtidor italiano cerró el año 2020 con 1.165 curtidurías activas (un 1,3 por ciento menos que en 2019), dando empleo a 17.274 trabajadores (-1,4 por ciento). En total, se produjo en Italia el pasado año 97,3 millones de metros cuadrados de cuero acabado (-16,4 por ciento) por un valor de 3.461 millones de euros (-23,1 por ciento). En este sentido, Italia produjo el pasado año el 60 por ciento del total de las pieles curtidas en Europa (un 63 por ciento en términos de valor), el 30 por ciento en todo el mundo (un 23 por ciento en términos de valor).

Por tipos de piel, el 75 por ciento de las pieles curtidas en Italia el pasado año fueron de origen bovino, por un valor de 2.610,2 millones de euros. El cuero se uso principalmente para la fabricación de calzado (un 36,1 por ciento), por encima de la marroquinería (26,2 por ciento), las tapicerías (15,7 por ciento) y carrocerías (15,7 por ciento).

España se situó como el séptimo mayor importador de cuero italiano en 2020, comprando cueros por un valor de 125,5 millones de euros (-40,1 por ciento)

De esta producción, el 70 por ciento se destino a la exportación, por un valor de 2.492 millones de euros (-25,4 por ciento). Los cinco principales compradores de cuero italiano fueron, por este orden en términos de valor, Rumanía (-21,4 por ciento), Francia (-31,4 por ciento), Vietnam (-20,2 por cierto), Estados Unidos (-16,2 por ciento) y China (-22,6 por ciento). Por su parte, España se situó como el séptimo mayor importador de cuero italiano en 2020, comprando cueros por un valor de 125,5 millones de euros (-40,1 por ciento).

Descargar anuario de la industria de la curtición en Italia 2020 (italiano),
AQUÍ

TwitterGoogle+FacebookCompartir

Tags: , ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario

comelz