Proquipsa

«El principal objetivo del clúster es incrementar la competitividad de las curtidurías de Igualada»

| 5 julio, 2017 | Comentario

En Igualada se curten pieles desde hace más de 700 años. Es, sin lugar a dudas, la localidad española con mayor tradición curtidora y con mayor producción anual de cueros. Actualmente, trabajan en este municipio barcelonés un total de 28 curtidurías, las cuales conforman el clúster Igualada Leather. En torno a él se organizan curtidores, centros de investigación, la depuradora y varias instituciones más relacionadas con la actividad curtidora en Igualada. Para conocer un poco mejor las actividades y proyectos futuros de este clúster, hablamos con su director, Jordi Vidal.

Jordi Vidal_WEB

Jordi Vidal, director del clúster Igualada Leather.

LederPiel: ¿Cuándo y por qué nace el clúster Igualada Leather? ¿Cuáles son sus principales objetivos? ¿Quiénes componen el clúster?

Jordi Vidal: Hay existencia documentada de actividad curtidora en Igualada desde 1340. El Gremio de Curtidores, asociación empresarial que representa las empresas curtidoras de Igualada, fue fundado en 1693; por lo que el espíritu de colaboración y cooperación entre los curtidores viene de muy antiguo en Igualada.

El Gremio de Curtidores ha resultado clave en la creación, desarrollo y expansión del clúster de la piel de Igualada, tanto como asociación empresarial que ha dinamizado y representado los intereses colectivos de las empresas de la industria curtidora en Igualada, como impulsando la creación de la Escuela Superior de Curtidos de Igualada (1958) para fomentar la formación en el sector, el centro tecnológico (en 1962, trasladado en 1994 a Igualada) para apostar por la investigación y desarrollo y promover las tecnologías limpias entre los asociados y la construcción de la depuradora biológica que trata conjuntamente las aguas residuales de las 28 empresas curtidoras de Igualada.

En octubre de 2014 la European Secretariat for Cluster Analysis (ESCA), entidad referente en Europa para la análisis de la gestión de los clústeres empresariales, formada por expertos de 27 países, concedió al clúster de la piel de Igualada el Cluster Excellence Initiative Bronze Label Certificate.

El clúster de la piel de Igualada actualmente es el conjunto formado por las 28 empresas curtidoras igualadinas agrupadas al Gremio de Curtidores, la Cátedra A3 de empresa y el nuevo campus universitario como centros que aportan investigación, innovación y formación al sector; la depuradora IDR de los curtidores, planta pionera en Europa en el tratamiento de aguas residuales industriales; el museo de la piel y el de Cal Granotes que ilustran la historia de la actividad curtidora en Igualada desde el siglo XIV; la Adobería Bella, sede del clúster de la piel de Igualada y centro europeo de interpretación de la piel de calidad; la Escuela Municipal de Arte Gaspar Camps de Igualada, la única escuela de Cataluña que imparte el ciclo formativo de grado medio de Artesanía en Cuero, y el Parque de Innovación de la Piel y la Marroquinería, uno de los 10 proyectos estratégicos de la Generalitat de Cataluña para promover el desarrollo económico en Cataluña.

Los principales objetivos del clúster son incrementar la competitividad de las empresas curtidoras de Igualada proyectando todavía más su internacionalidad y sumar y coordinar los esfuerzos de todas les empresas y agentes del clúster, impulsando el crecimiento conjunto del negocio y contribuyendo a la dinamización de la economía local.

L.: ¿Qué actividades ha desarrollado el clúster a lo largo de sus años de existencia y qué proyectos tiene previsto emprender próximamente?
J. V..: Algunas de las actividades que ha desarrollado el clúster en los dos últimos años han sido el lanzamiento de la marca Igualada Leather Cluster Barcelona tras un acuerdo firmado con los ayuntamientos de Igualada y de Barcelona para poder utilizar la denominación Barcelona en nuestros productos, la puesta en marcha en la Adobería Bella con un showroom de artículos de piel de las 28 empresas curtidoras igualadinas, la organización de dos seminarios internacionales sobre las políticas medioambientales de las industrias curtidoras de Igualada, la presentación de las tendencias de moda por parte de la organización de la Première Vision Paris o ser la sede de la conferencia final del proyecto europeo Leather is my Job! promovido por Cotance.

Actualmente, estamos trabajando en un proyecto de integración global del sector de la piel en el marco de la economía circular y de la actividad industrial sostenible.

«Actualmente, estamos trabajando en un proyecto de integración global del sector de la piel en el marco de la economía circular y de la actividad industrial sostenible»

L.: Pese a que Igualada es la localidad con mayor capacidad productora de cueros y con más larga tradición de España, su actividad ha disminuido notablemente en las últimas décadas. ¿Cómo se ha visto afectada la industria de la curtición de Igualada por las sucesivas crisis del sector?
J. V.: Analizando la evolución de la industria curtidora de Igualada durante el último siglo, observamos una importante concentración de empresas pero no una disminución de la producción ni de la ocupación. En 1922 había censados en Igualada 250 talleres-fábricas de curtición que daban empleo a más de 900 trabajadores, cifra muy similar a los trabajadores de las 28 empresas de curtidos de Igualada hoy.

Hasta el año 1960, las empresas curtidoras de Igualada eran monoproducto, básicamente producían suela. Con la internacionalización del sector del calzado y la apertura de las fronteras en Europa, tuvimos que reconvertir nuestra industria y buscar la manera de dar valor añadido a nuestra piel buscando nuevos nichos de mercado. Con el tiempo nos fuimos especializando en productos de alta calidad y apostamos decididamente por la exportación.

«Analizando la evolución de la industria curtidora de Igualada durante el último siglo, observamos una importante concentración de empresas pero no una disminución de la producción ni de la ocupación»

L.: El sector igualadino de la piel se ha caracterizado tradicionalmente por su apuesta por los procesos de curtición sostenibles y respetuosos con el medioambiente. ¿Sigue siendo así? ¿De qué manera promueven las curtidurías igualadinas la curtición sostenible?
J. V.: En los últimos 20 años la industria curtidora de Igualada ha hecho importantes inversiones para ser una industria sostenible y totalmente respetuosa con el medioambiente. Para conseguirlo se han aplicado programas de ahorro de agua, modificación de procesos con aplicación de las mejores tecnologías limpias disponibles, minimización de residuos, reciclaje de subproductos y residuos, tratamiento biológico de las aguas residuales y programas de ahorro energético.

La depuración de las aguas y todas las mejoras aplicadas durante el proceso de curtición de la piel hacen que hoy el impacto ambiental de la industria curtidora igualadina sea mínimo. Nuestro compromiso con el medioambiente y la curtición sostenible sigue siendo hoy uno de los pilares de nuestro clúster. En este sentido, hay previstas inversiones para ampliar la capacidad de la depuradora y optimizar su eficiencia ecológica de 800.000 euros para el período 2017-2018 previendo el futuro crecimiento de la industria local.

L.: Hace más de 10 años que se inauguró la depuradora de Igualada para el tratamiento de aguas residuales de las curtidurías de la zona. ¿Cuál es su situación actual? ¿Cómo se financia? ¿Se ha conseguido que las distintas administraciones se involucren en su mantenimiento?
J. V.: La depuradora fue concebida desde el primer momento como un proyecto privado. Los curtidores de Igualada crearon en el año 2000 la empresa Igualadina de Depuració i Recuperació (IDR), que construyó y gestiona la planta depuradora que inició su actividad en el año 2006. La empresa IDR es una sociedad constituida por 28 empresas curtidoras de Igualada que participan en un 98,6 por ciento del capital (el restante 1,4 por ciento es del Ayuntamiento de Igualada). La inversión total teniendo en cuenta los terrenos, la obra civil, las instalaciones y los gastos de puesta en marcha fue de 11.300.000 euros.

La depuradora de los curtidores, con un sistema biológico directo depura actualmente las aguas residuales de las 28 empresas de curtidos de Igualada. La depuradora, que tiene como misión minimizar los residuos y reducir los gastos ambientales por kilo de piel, es una planta pionera en Europa en el tratamiento de aguas residuales industriales porque utiliza un innovador sistema biológico para tratar las aguas muy respetuoso con el medioambiente. En este sentido, la asociación empresarial medioambiental Leather Working Group (LWG), que promueve las prácticas empresariales ambientales sostenibles en las industrias de la piel, concedió la medalla de oro con una puntuación de 88 sobre 100 después de la auditoría realizada a la depuradora.

La buena gestión durante los años que lleva funcionando la depuradora ha permitido reducir la deuda financiera un 80 por ciento, presentando hoy un balance totalmente saneado.

«La buena gestión durante los años que lleva funcionando la depuradora ha permitido reducir la deuda financiera un 80 por ciento, presentando hoy un balance totalmente saneado»

L.: Otro de los pilares fundamentales del clúster es la Cátedra A3. ¿Cuáles han sido las actividades más importantes que ha desarrollado desde su fundación?
J. V.: La Cátedra A3 in Leather Innovation, socio tecnológico de referencia internacional del clúster de la piel de Igualada, desarrolla proyectos promoviendo la innovación, la investigación y la aplicación de nuevas tecnologías en el sector de la piel, así como la formación de investigadores especializados en piel y cursos de formación a medida para empresas.

Cátedra A3 participa en programas nacionales e internacionales de I+D+i con proyectos en los cuales trabajan diferentes actores de la cadena de valor del sector de la piel (empresas curtidoras, fabricantes de artículos de piel, la depuradora, empresas químicas, etc.).

Abrir nuevos escenarios en la curtición de pieles gracias a avances científicos como la nanotecnología, conseguir mejoras en el proceso de tratamiento de la piel, artículos ecológicos de piel de alta gama y mejoras para la sostenibilidad medioambiental de los procesos y los productos de las industrias curtidoras son algunos de los objetivos que persiguen los proyectos de investigación de Cátedra A3.

Algunos de los proyectos en programas nacionales e internacionales de investigación que ha desarrollado Cátedra A3 son la aplicación de taninos sostenibles con baja huella de carbono para la mejora de los procesos de fabricación de la piel, innovadores artículos de cuero sostenible mediante la aplicación de nuevos productos curtientes obtenidos a partir de los residuos de semilla de uva de la industria del vino, técnicas innovadoras para la obtención de cueros de curtición vegetal repelentes al agua y a la suciedad, tecnologías limpias en tenería, producción de cueros libres de formaldehído, innovador artículo de cuero sostenible libre de compuestos orgánicos volátiles (COV) y reticulantes NoVOC e innovador proceso de curtición para la obtención de cueros biodegradables mediante recursos naturales sostenibles procedentes de los residuos de la explotación forestal del pino.

L.: La construcción de un parque empresarial en Igualada-Jorba para los sectores de la curtición y la marroquinería es una de la reivindicación más insistentemente demandadas por los curtidores de la zona. Hace años se anunciaba que se encontraba en su «fase final». ¿Cuál es su situación actual? ¿Por qué se demora tanto su puesta en marcha? ¿En qué medida ayudará al sector de la zona?
J. V.: En noviembre de 2014 se aprobó inicialmente el Plano Director Urbanístico (PDU) del Parque de Innovación del Cuero y la Marroquinería de Igualada-Jorba-Òdena. Este es un paso muy importante que empieza a hacer realidad este proyecto. Hoy sigue adelante con entusiasmo y dedicación por parte de todos los implicados.

La óptima ubicación del parque, muy cercano a los referentes de generación de conocimiento del sector curtidor en Igualada (universidad y Cátedra A3), será un polo de atracción para la inversión de empresas relacionadas con la cadena de valor de la industria de la piel. La creación de este parque empresarial permitirá a los curtidores poder ampliar y modernizar sus fábricas para poder crecer empresarialmente y ser todavía más competitivos internacionalmente. En el nuevo parque los curtidores podrán construir edificios más funcionales que cubrirán las actuales y futuras necesidades de producción, garantizando el futuro crecimiento de la industria curtidora de la ciudad. También permitirá compartir servicios e instalaciones que posibilitarán abaratar los costes de producción haciendo que las empresas sean más competitivas.

El traslado se planeará con tiempo y las empresas curtidoras interesadas se irán instalando progresivamente en función de las necesidades de cada una y de la capacidad para poder hacer frente a la inversión.

«El traslado [al Parque de Innovación del Cuero y la Marroquinería de Igualada-Jorba-Òdena] se planeará con tiempo y las empresas curtidoras interesadas se irán instalando progresivamente en función de las necesidades de cada una y de la capacidad para poder hacer frente a la inversión»

L.: Hace varios años se lanzó el proyecto «Igualada, capital europea de la piel de calidad». ¿En qué consiste? ¿Puede realmente Igualada disputar la capitalidad europea de la piel a regiones italianas como Santa Croce o Arzignano, por ejemplo?
J. V.: Este proyecto, liderado por el Ayuntamiento de Igualada y el Gremio de Curtidores respectivamente, busca la consagración del clúster de la piel de Igualada como referente internacional de la piel de calidad, pone en valor la historia de la industria curtidora en Igualada y refuerza la apuesta por la innovación y la universidad en el sector de la piel. El proyecto tiene como pilares la construcción del nuevo campus universitario de Igualada (inaugurado en septiembre de 2014) con el objetivo de ampliar los estudios sobre el mundo de la piel para potenciar todavía más la formación de profesionales en el sector, la creación del centro europeo de interpretación de la piel de calidad y sede del clúster de la piel de Igualada (inaugurado en noviembre 2015) y el futuro parque de innovación del cuero y la marroquinería, proyectos que proyectarán internacionalmente todavía más el sector curtidor de Igualada y atraerán negocio y talento a la ciudad.

Igualada tiene un clúster de la piel de 700 años de historia que suma calidad, industria, universidad, investigación e innovación y responsabilidad medioambiental y social. Todo este conjunto de factores que coinciden en Igualada alrededor de la industria de la piel no se dan en ningún otro lugar del mundo.

«Igualada tiene un clúster de la piel de 700 años de historia que suma calidad, industria, universidad, investigación e innovación y responsabilidad medioambiental y social. Todo este conjunto de factores que coinciden en Igualada alrededor de la industria de la piel no se dan en ningún otro lugar del mundo.»

L.: Por último, díganos qué futuro le depara al sector de la curtición de pieles en Igualada. ¿Cuáles son hoy en día los principales desafíos a los que se enfrenta el sector?
J. V.: Las perspectivas del sector curtidor en Igualada son positivas, puesto que la facturación conjunta de las 28 empresas en Igualada creció un 20 por ciento en 2016 con respecto al 2015.

El principal desafío es consolidar la buena imagen del clúster en el mercado internacional y potenciar todavía más un modelo de producción sostenible mediante la mejora de los procesos y los productos con la mínima generación de residuos y el mayor aprovechamiento de los recursos disponibles.

TwitterGoogle+FacebookCompartir

Tags: , , , , ,

Categoría: Entrevistas, Sin categoría

Dejar comentario

comelz