PrremiereVision
Proquipsa

«¿Por qué no deberíamos preocuparnos por el cromo?»

| 8 mayo, 2019 | Comentario

Ante la creciente preocupación de la industria de la moda con respecto a la presencia de cromo (VI) en los artículos de cuero, la Confederación de Asociaciones Nacionales de Curtidores y Aparadores de la Comunidad Europea (Cotance) ha lanzado una circular para rebatir los bulos alarmistas sobre el uso de las sales de cromo para curtir pieles. Bajo el título de ¿Por qué no deberíamos preocuparnos por el cromo?, el texto de Cotance destaca que «entre un 85 y un 90 por ciento de todas las pieles en el mundo están curtidas con cromo (III)», ya que es extremadamente versátil; sirve para todo tipo de pieles; su uso es sencillo, preciso y seguro, y acorta tanto el tiempo del proceso de curtición como los químicos utilizados en él.

El cromo (III) es un mineral muy habitual en suplementos alimenticios y que está presente de manera natural en múltiples alimentos, como la levadura de pan, la carne, las patatas, el queso, el pan integral, los cereales, la fruta y las verduras frescas, entre otros. «Entonces, ¿por qué la gente está tan preocupada por el cromo? ¿Por qué se ha convertido en un chivo expiatorio y se exagera su influencia negativa sobre la salud humana y el medioambiente, a pesar de que su único problema relevante es el que concierne a las personas sensibles al cromo, una pequeña parte de la población, mucho menor que la que es alérgica a las nueces o al pelo de gato, y, además, con menos riesgos, ya que solo provoca una dermatitis de contacto», se preguntan desde la confederación europea.

Cuando el proceso de curtición no es el adecuado y los productos químicos utilizados no son de vanguardia, el cromo (III) no fijado puede oxidarse y dar lugar al cromo (VI).

El cromo hexavalente (Cr VI), que no es tan benigno como su forma trivalente y que no tiene propiedades curtidoras, se puede encontrar en cueros de «origen dudoso», explican desde Cotance. Cuando el proceso de curtición no es el adecuado y los productos químicos utilizados no son de vanguardia, el cromo (III) no fijado puede oxidarse y dar lugar al cromo (VI). Sin embargo, aplicando las tecnologías pertinentes y productos químicos de última generación, así como exigiendo un mínimo control de calidad,  se puede evitar con facilidad la generación del cromo hexavalente en los cueros.

«¡El cromo III, utilizado de manera correcta y responsable en las curtidurías, es perfecto para la curtición!».

«El uso de sales de cromo trivalentes para la curtición de pieles se remonta a más de 150 años y no se tiene noticia de ningún problema importante para la salud pública. Además, a pesar de todos los últimos avances científicos, hasta ahora no se ha encontrado ninguna alternativa con resultados equivalentes», asegura la asociación de curtidores europeos. «¡El cromo III, utilizado de manera correcta y responsable en las curtidurías, es perfecto para la curtición!». «Ten la seguridad de que el cuero curtido con cromo no representa ningún peligro para el consumidor», concluye el comunicado de Cotance.

Investigación sobre cromo y cuero: un enfoque equilibrado de datos y hechos científicos. Ir a informe.

TwitterGoogle+FacebookCompartir

Tags: , , ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario

comelz