«Las curtidurías europeas de la moda son las mejores del mundo»

| 9 diciembre, 2021 | Comentario

A finales del pasado mes de septiembre, la Confederación de Asociaciones Nacionales de Curtidores de la Comunidad Europea (Cotance) eligió por unanimidad al español Manuel Ríos como su nuevo presidente. Además, Ríos es consejero delegado de la curtiduría Inpelsa, empresa emblemática del sector español del curtido, con sede en Canals (Valencia) y fundada hace más de 40 años. Hablamos con él sobre sus objetivos al frente de la confederación y a cerca de la actual situación por la que atraviesa la industria europea del cuero.

LederPiel: ¿Cuáles serán sus principales objetivos durante los próximos dos años al frente de Cotance?
Manuel Ríos: El ámbito de trabajo de Cotance es todo lo que se refiere a la defensa de los intereses del sector curtidor y de sus empresarios, tanto a nivel europeo como internacional. Los desafíos que están sobre la mesa son bien conocidos por todos los que nos siguen. Yo me voy a fijar más detenidamente en nuestros objetivos de defensa y promoción de la piel, en el Reach y cuestiones relativas a sustancias químicas y restricciones, así como a los temas que se refieren a la huella medioambiental de la piel. También es importante dedicarnos a desarrollar el área de nuestros recursos humanos y, por tanto, me interesaré por la educación y formación de nuestro personal. Nuestro sector está envejeciendo y hay que atraer las nuevas generaciones.

LederPiel: ¿Cuál es la situación actual de la industria europea del cuero? ¿Cuáles son los mayores desafíos a los que se enfrenta hoy por hoy?
Manuel Ríos: La pandemia ha tenido un gran impacto sobre toda la economía. El sector de curtidos no ha estado inmune. En 2020, durante los lockdowns, se perdió hasta un 30 por ciento de nuestra cifra de negocio. Algunos sufrieron más que otros, pero nuestra industria mostró una gran resistencia y adecuación a la nueva situación. Nos hemos recuperado bastante bien, mucho mejor que otros competidores nuestros. Ahora, sin embargo, nos enfrentamos a un auge de los precios de nuestros suministros tanto de materias primas como de productos químicos y de la energía.

«Las curtidurías europeas que se dedican a la moda son las mejores del mundo. No por nada tenemos como clientes al mundo del lujo.»

LederPiel: Su nombramiento se ha interpretado como un gesto de apoyo al sector de las pieles pequeñas para la industria de la moda. ¿Cuál es la situación actual de las curtidurías europeas que trabajan pieles para el sector de la moda?
Manuel Ríos: Es normal que haya una rotación de intereses en organizaciones como las nuestras. Después de una fase de presidencias del ámbito de las pieles bovinas y de la automoción, los miembros de Cotance han considerado que era hora de dar cabida a otros intereses de sector como la moda. Le recuerdo que la nueva Comisión, liderada por Von der Leyen, está trabajando sobre una estrategia para lo que se llama hoy impropiamente «el ecosistema textil», que engloba, aparte del textil y de la confección, también el cuero, el calzado y la marroquinería. Por eso, está muy bien que Cotance haya puesto a la cabeza a un curtidor que conoce bien este sector. Las curtidurías europeas que se dedican a la moda son las mejores del mundo. No por nada tenemos como clientes al mundo del lujo.

«No hay ningún material que iguale las características de la piel. La alternativa son materiales plásticos, algunos de los cuales pretenden engañar al público diciendo que se basan en vegetales o frutas.»

LederPiel: Stella McCartney, entre otros diseñadores de moda, llevan tiempo intentando promover un boicot al uso del cuero. ¿Qué opinión le merecen estos ataques? ¿Hasta qué punto perjudican estas campañas?
Manuel Ríos: Esas campañas dan mucho fastidio al sector, pero convencen sobre todo a los mismos que las promueven. Los consumidores ya no se dejan manipular por las falsedades que lanzan al aire y siguen apostando por el cuero. Al fin y al cabo, no hay ningún material que iguale las características de la piel. La alternativa son materiales plásticos, algunos de los cuales pretenden engañar al público diciendo que se basan en vegetales o frutas. Esa vinculación con materiales naturales lo único que hace es impedir o dificultar su reciclaje. Ya sabemos todos dónde van a parar los plásticos. Hace falta más transparencia y unas autoridades que persigan las comunicaciones comerciales fraudulentas. Stella McCartney aún no ha contestado a mi carta, ¿será porque se da cuenta de que sus materiales no son tan ecológicos como dice?

LederPiel: ¿Qué imagen tiene los consumidores de moda más jóvenes respecto al cuero? ¿Cómo se puede cambiar esta percepción equivocada que tienen algunos de ellos? ¿Qué errores cree que ha cometido el sector del cuero por los que no ha logrado conectar con las nuevas generaciones?
Manuel Ríos: Yo diría que tienen una imagen cada vez mejor. Cooperamos con nuestros compañeros de Leather Naturally en temas de comunicación con diseñadores de moda y con público joven a nivel mundial. Conoceréis seguramente la campaña de publicidad Metcha, que alcanza cada mes unos 40 millones de personas. Nuestro único error es que no empezásemos antes

«Nuestro próximo desafío en materia de sostenibilidad será llegar a cero residuos sólidos; es decir, reciclar todo lo que se genera en las curtidurías, desde el pelo o la lana hasta los fangos, pasando por los recortes de piel y demás residuos.»

LederPiel: ¿Qué pasos puede dar la industria europea del cuero para ser más sostenible?
Manuel Ríos: Ya se ha hecho mucho a nivel de sector y es menester que todos los curtidores adopten las medidas medioambientales que están a su disposición. Para ello, Cotance ha realizado precisamente el Pefcr del cuero, es decir, las reglas de categoría de producto que permiten a cada curtidor calcular la huella medioambiental de su piel. Este instrumento permite identificar las áreas en las que cabe mejorar desde el punto de vista ecológico. Sin embargo, creo que nuestro próximo desafío en materia de sostenibilidad será llegar a cero residuos sólidos; es decir, reciclar todo lo que se genera en las curtidurías, desde el pelo o la lana hasta los fangos, pasando por los recortes de piel y demás residuos.

LederPiel: En los últimos meses estamos viendo un aumento considerable del precio de las pieles en bruto, así como de los productos químicos para su curtido. ¿A qué se debe está inflación? ¿Encuentra su explicación en la crisis general de abastecimiento que atraviesa la industria mundial? ¿Cómo repercute en el precio final de los cueros acabados? ¿Se prevé una pronta desaceleración de esta escalada de precios?
Manuel Ríos: El aumento del precio de las pieles es normalmente una buena señal. Indica que hay demanda de cuero y por tanto competición por las materias primas. Sin embargo, en nuestra industria no siempre se aplican las leyes del mercado. Sigue habiendo hasta un 60 por ciento de las materias primas para curtidos que están sometidas a restricciones a la exportación. Así, después de que durante la pandemia esas restricciones se levantaron temporalmente (se han visto camiones enterrando pieles en algunos países), ahora se ve que los países vuelven a sus posiciones proteccionistas. Claro, la demanda se concentra sobre una oferta limitada y los precios suben.
En cuanto a los productos químicos, la subida de precios está generando mucha incertidumbre y preocupación en el sector. Personalmente, pienso que hay un fuerte componente especulativo.
Los curtidores no tendremos más remedio que adaptar nuestros precios. No es momento para vender a pérdida, ni ahora ni nunca

«Mientras la gente siga comiendo carne, y es lo más natural del mundo, habrá pieles, y lo más sensato es reciclarlas para hacer el maravilloso material que conocemos.»

LederPiel: No paran de aparecer en el mercado materiales alternativos al cuero, muchos de ellos que simulan ser cuero. ¿Es una moda pasajera? ¿O es inevitable que tarde o temprano la utilización del cuero vaya disminuyendo hasta desaparecer en favor de estas alternativas?
Manuel Ríos: Es marketing… Pero, el plástico tiene sus días contados. Mientras la gente siga comiendo carne, y es lo más natural del mundo, habrá pieles, y lo más sensato es reciclarlas para hacer el maravilloso material que conocemos.

LederPiel: Por último, ¿cómo cree que evolucionará el curtido de pieles en Europa? ¿Y, particularmente, en España?
Manuel Ríos: Cada vez más ecológico, con más calidad y haciendo las pieles acabadas más bellas del mundo. Y España, ¡entre los mejores!

 

TwitterGoogle+FacebookCompartir

Tags: , ,

Categoría: Entrevistas

Dejar comentario

comelz