PrremiereVision
Proquipsa

Life Biopol, biopolímeros más ecológicos para la fabricación de cueros

| 3 julio, 2019 | Comentario

Un grupo de empresas españolas e italianas, en colaboración con distintas organizaciones públicas, ha desarrollado el proyecto Life Biopol para investigar nuevos biopolímeros que ayuden a minimizar los impactos ambientales en la curtición de pieles. Esta iniciativa, que cuenta con el apoyo económico de la Unión Europea, tiene como principal objetivo la identificación de una nueva clase de biopolímeros como una alternativa más ecológica a los productos de base petroquímica utilizados tradicionalmente en la industria del cuero, los cuales hacen un uso intensivo de recursos acuíferos y químicos. Los nuevos biopolímeros Life Biopol ofrecen las mismas prestaciones que los agentes petroquímicos y garantizan unos cueros con una huella ambiental significativamente más pequeña que los productos de cuero fabricados utilizando procesos tradicionales.

El proyecto Life Biopol ha contado con la participación de varias compañías españolas, como Dercosa e Inpelsa; así como italianas, como Codyeco (coordinador), ILSA y la Universidad Ca ‘Foscari de Venecia.

Para Clizia Franceschi, jefa de I+D de ILSA, los resultados del proyecto Life Biopol son un ejemplo de cómo las biotecnologías pueden fomentar el progreso hacia una economía circular en diversos sectores. «La actividad de investigación de ILSA llevada a cabo en los últimos años en el campo de la biotecnología nos ha permitido adquirir conocimientos únicos aplicables a diferentes sustancias naturales, de las cuales obtener productos útiles para diversos sectores. Esto está en perfecta armonía con los principios de la economía circular», afirma Franceschi.

Se calcula que los nuevos biopolímeros reducen entre un 70 y un 90 por ciento las sustancias peligrosas en comparación con los productos químicos utilizados convencionalmente en el proceso de fabricación de cuero. En cuanto al agua utilizada, se estima que estos nuevos polímeros ahorran un 20 por ciento el agua requerida, al mismo tiempo que evita en gran medida la presencia de contaminantes en los efluentes. En general, los biopolímeros dan como resultado productos de cuero con una huella ambiental  un 70-80 por ciento más baja que los fabricados utilizando procesos tradicionales, según explican sus responsables.

Trabajo conjunto
La primera fase del proyecto Life Biopol se desarrolló durante tres años en los laboratorios de la compañía de biotecnología ILSA, la cual analizó cerca de 50 prototipos, incluyendo hidrolizados y extractos fluidos, relacionados con cinco materias primas elegidas al inicio del proyecto. De estos prototipos, el centro de investigación de ILSA desarrolló seis prototipos a escala preindustrial. Posteriormente, estos fueron utilizados por Codyeco para hacer lotes de biopolímeros ecocompatibles para el proceso de fabricación de cuero. Codyeco dispone de una planta prototipo industrial en la ciudad de Santa Croce sull’Arno, diseñada específicamente para producir estos nuevos tipos de químicos verdes. Más adelante, los biopolímeros fueron probados por las firmas españolas Dercosa e Inpelsa. Estas curtidurías validaron el rendimiento de los nuevos polímeros verdes, constatando que su calidad era igual que los agentes petroquímicos y, en ocasiones, mejor.

TwitterGoogle+FacebookCompartir

Tags: ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario

comelz