Valorización de los residuos de la piel acabada de calzado

| 8 mayo, 2018 | Comentario

Informe realizado por Inescop

Zapatos usados

En la industria del calzado se produce un gran volumen de residuos de recortes de piel o de calzado no comercializable procedente de los muestrarios o de devoluciones de partidas de calzado que en muchas ocasiones acaban en los vertederos. Este residuo constituye un gran volumen de materia prima que no es aprovechado. Además, a estos volúmenes de residuos, hay que sumar los zapatos que se tiran al vertedero por parte del consumidor al fin de su vida útil, después del uso.

Con objeto de reducir la cantidad de residuos que van al vertedero y fomentar su reutilización, concretamente de la piel acabada de los recortes de las fábricas de calzado y tenerías, así como de los zapatos no comercializables o en su fin de vida, Inescop, en el marco del proyecto «Recurpiel. Valorización de los residuos de piel acabada de calzado», investiga el desarrollo y optimización de un proceso de valorización mediante la extracción de diferentes productos a partir de este tipo de residuos. En concreto, se propone extraer la fracción proteica (colágeno), el cromo, y los metales procedentes de los acabados. Estos productos sostenibles se podrán utilizar de nuevo como materia prima secundaria en el proceso de curtición de nuevas pieles, cerrando el círculo en base al concepto de economía circular y aportando beneficios tanto al medioambiente como a la economía de estos sectores industriales, calzado y curtidos.

Para conseguir los objetivos, se está trabajando en la etapa de optimización del proceso de eliminación del acabado de las pieles, un proceso complejo debido a la diversidad de tratamientos y productos químicos de acabado que pueden ser aplicados en las pieles (pigmentos, anilinas, plastificantes, metalizados, etc.), así como se están definiendo las condiciones de hidrólisis para extraer el colágeno de las pieles acabadas.

Proceso de extracción.

Proceso de extracción.

Una vez se haya extraído la fase proteica (colágeno) se realizará la caracterización de sus propiedades y la selección de las condiciones del proceso de extracción más adecuadas para la obtención de productos que puedan ser utilizados en alguna de las etapas del proceso de curtición de las pieles, reduciendo la cantidad de sustancias químicas empleadas convencionalmente en este proceso. Además, se reducirá el volumen de residuo que termina en los vertederos, por lo que también se disminuirá el impacto ambiental de las pieles acabadas, así como los gastos asociados a la recogida y gestión de estos residuos. Todo ello dotará a los sectores curtidos, calzado, marroquinería, automoción y todos los que trabajen la piel de alternativas tecnológicas y permitirá contribuir a la sostenibilidad ambiental de estos sectores. Por otro lado, las propias empresas de gestión de residuos también se verán beneficiadas, ya que necesitan buscar una solución de valorización a los residuos que gestionan y se almacenan cada año en los vertederos.

Por lo tanto, el proyecto Recurpiel pretende dotar de un valor añadido a los residuos de piel tratando, en la medida de lo posible, de cerrar el círculo a través de un proceso que permita que los residuos de piel acabada generados en la obtención de piel curtida y artículos de piel puedan ser reintroducidos como materia prima en el mismo proceso o en otros, con el objetivo principal de obtener un residuo final nulo.

Las empresas interesadas en colaborar y/o obtener más información pueden contactar con el Departamento de Medio Ambiente de Inescop: medioambiente@inescop.es

TwitterGoogle+FacebookCompartir

Tags: , , ,

Categoría: Reportajes

Dejar comentario

comelz