Haz tu cuero repelente a líquidos de una forma ecológica

| 26 agosto, 2020 | Comentario

Informe realizado por Inescop

Inescop trabaja en el desarrollo de nuevos métodos ecológicos de hidrofugación del cuero que permitirán la creación de un calzado impermeable a líquidos. Gracias a esta propiedad, el zapato podrá proteger al pie frente a condiciones climatológicas adversas, evitar el sudor y favorecer su transpirabilidad. Por otro lado, se prevé que este material pueda contribuir a frenar la propagación del virus SARS-Cov-2, gracias a su característica de repelencia al agua.

La demanda del consumidor hacia un calzado con características de hidrofugacidad y/o repelencia al agua ya no es exclusiva del calzado técnico. En la actualidad, esta característica se ha ido extendiendo y se ha visto incrementada en el calzado de calle o casual. Ante esta tendencia, los fabricantes se han visto en la necesidad de mejorar el comportamiento del calzado frente al agua con el objetivo de proteger el pie de las condiciones climatológicas adversas (lluvia, nieve, humedad, etc.) y evitar que se moje.

En numerosas ocasiones, la mejora de las propiedades de resistencia al agua del calzado afecta de forma negativa a la transpirabilidad del calzado y por lo tanto, a la sensación de confort del usuario

Sin embargo, en numerosas ocasiones, la mejora de las propiedades de resistencia al agua del calzado afecta de forma negativa a la transpirabilidad del calzado y por lo tanto, a la sensación de confort del usuario, por lo que cuando se quiere hacer un calzado impermeable, se debe evitar a su vez que se produzca en el interior del calzado una acumulación excesiva de sudor, facilitando además su evacuación al exterior.

Hasta el momento, los compuestos que mejores propiedades proporcionaban al cuero en estos dos sentidos han sido los basados en compuestos fluorocarbonados, concretamente los polímeros basados en fluoroalquilacrilatos (PFA). Sin embargo, la problemática medioambiental que se deriva del uso de estos compuestos ha llevado a su prohibición a nivel mundial, lo que hace necesaria e imprescindible la búsqueda de alternativas ecológicas y sostenibles.

Inescop está trabajando en el desarrollo de nuevas formulaciones o técnicas ecosostenibles para conseguir la propiedad de repelencia/resistencia al agua, sin detrimento de las propiedades de gestión del sudor del calzado

Con este objetivo, Inescop está trabajando en el desarrollo de nuevas formulaciones o técnicas ecosostenibles para conseguir la propiedad de repelencia/resistencia al agua, sin detrimento de las propiedades de gestión del sudor del calzado, dentro del marco del proyecto «ECOHIDROFUGACIÓN. Nuevos métodos de ecológicos de hidrofugación de la piel y el calzado», financiado por el IVACE (Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial) y la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Un cuero que podría reducir la transmisión de la covid-19
El desarrollo del proyecto ECOHIDROFUGACIÓN tiene además un valor añadido relacionado directamente con la lucha contra la propagación de la covid-19. Y es que, la posible vida latente del virus en gotas respiratorias en la superficie de cualquier material o producto, ha implicado tomar medidas preventivas y de desinfección en la actividad cotidiana para evitar que mediante el contacto con cualquier artículo, superficie, etc. pueda existir contaminación.

La repelencia a líquidos también permitirá desinfectar el calzado utilizando virucidas líquidos sin que se vea alterado el aspecto visual del calzado ni sus propiedades físicos-mecánicas.

Por tanto, el calzado es un potencial contaminante indirecto pudiendo representar una amenza. En este sentido, la posibilidad que ofrece el proyecto ECOHIDROFUGACIÓN del desarrollo de un calzado que sea capaz de repeler las gotas respiratorias, favorecerá una reducción en la potencial transmisión del virus a través del calzado, con el consiguiente beneficio sanitario para la población y la lucha contra la propagación del virus.

Además, la repelencia a líquidos también permitirá desinfectar el calzado utilizando virucidas líquidos sin que se vea alterado el aspecto visual del calzado ni sus propiedades físicos-mecánicas.

Las alternativas estudiadas hasta el momento están resultando satisfactorias aunque se está comprobando su efecto sobre otras propiedades fisicomecánicas del cuero, así como la durabilidad del tratamiento.

Los resultados del proyecto permitirán tanto a las empresas fabricantes de componentes de calzado, tales como tenerías o productos químicos para la curtición, como a fabricantes de calzado, verificar que sus materiales son hidrófobos, sostenibles y que además pueden contribuir a frenar la propagación del virus SARS-Cov-2, con el fin de ampliar su mercado y que estas empresas puedan proveer a grandes marcas interesadas en estas líneas de calzado.

Por tanto, con el proyecto ECOHIDROFUGACIÓN se estará ayudando a las pequeñas empresas a diversificar sus clientes y fortalecer su recuperación.

Las empresas interesadas en colaborar y/o obtener más información pueden contactar con la dra. Elena Bañón, responsable del Laboratorio Materiales de Empeine de Inescop: elenab@inescop.es

——————————

Proyecto presentado a la convocatoria de ayudas del IVACE dirigidas a centros tecnológicos de la Comunitat Valenciana para el desarrollo de proyectos de I+D de carácter no económico realizados en cooperación con empresas para el ejercicio 2020.

TwitterGoogle+FacebookCompartir

Tags: , ,

Categoría: Actualidad, Reportajes

Dejar comentario

comelz