La industria del cuero protesta ante la puntuación del cuero en el índice Higg

| 9 octubre, 2020 | Comentario

índice HiggLa industria mundial del cuero ha solicitado formalmente a la Coalición de Ropa Sostenible (SAC) que reconsidere la puntuación que esta organización sin ánimo de lucro aplica al cuero en su Índice de Materiales Sostenibles Higg. Lanzado en 2012, el índice Higg tiene como objetivo ayudar a las marcas, minoristas y fabricantes a evaluar la sostenibilidad de los materiales para su uso en calzado, prendas de vestir y otros productos de consumo. El SAC publicó una versión actualizada de su índice el pasado mes de agosto. En él se concede una puntuación «excesivamente alta» al cuero, sobrevalorando su potencial contaminante.

Tras revisar esta actualización del índice, los principales organismos de la industria del cuero (el Consejo Internacional de Curtidores (ITC), la Unión Internacional de Tecnólogos y Sociedades de Químicos del Cuero (Uitics), el Consejo Americano de Cueros y Pieles (LHCA) y la Confederación de Asociaciones Nacionales de Curtidores de la Comunidad Europea (Cotance)) han consensuado una carta, remitida al SAC, en la que asegura que el índice trata al cuero de forma injusta y solicitan que suspenda su puntuación, esperando que se revisen las metodologías y los datos utilizados para establecer esta clasificación.

El índice Higg no refleja la verdadera naturaleza «circular y sostenible» del cuero, explica en la misiva Senior; y añade que esta puntuación puede inducir a los fabricantes de moda a renunciar al cuero

La carta, firmada por el secretario del ITC, Kerry Senior, reconoce la necesidad de evaluar los impactos ambientales de los productos de moda, pero sostiene que en la evaluación del cuero se han utilizado unas «metodologías inapropiadas » y «datos desactualizados, no representativos, inexactos e incompletos», lo que ha provocado una puntuación «desproporcionadamente alta» del cuero.

El índice Higg no refleja la verdadera naturaleza «circular y sostenible» del cuero, se explica en la carte; y se añade que esta puntuación puede inducir a los fabricantes de moda a renunciar al cuero y a decantarse por materiales sintéticos derivados de combustibles fósiles. «Creemos que la reputación y la sostenibilidad del cuero y de sus productores están siendo injustamente dañadas por una evaluación que no refleja la verdadera naturaleza del cuero», se lamenta.

En la carta, los representantes de los curtidores enumeran las deficiencias metodológicas en las que incurre la última actualización del índice Higg: uso de datos antiguos e inexactos, enfoque geográfico reduccionista, conceptos erróneos sobre las materias primas que utilizan los curtidores, oposición a tener en cuenta la durabilidad y longevidad del cuero al evaluar su impacto ambiental, etc.

«Lo más preocupante es la falta de transparencia en la que se basa la puntuación y la falta de compromiso con la industria del cuero, en general, para garantizar que los datos sean precisos», concluye la carta.

Puedes descargar la carta completa AQUÍ.

TwitterGoogle+FacebookCompartir

Tags: ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario

comelz