Proquipsa

Evolución de la balanza comercial española de la piel entre 2004 y 2016

| 3 abril, 2017 | Comentario

El sector español de la curtición vende en el extranjero algo más de la mitad de su producción anual. Solo en el pasado año, la exportación nacional de pieles curtidas alcanzó los 378,6 millones de euros, lo que representó un leve descenso del 0,57 por ciento con respecto a las ventas registradas en el exterior en 2015. Pero si comparamos estos resultados con los obtenidos en años anteriores, comprobamos que las ventas al extranjero de curtidos españoles prácticamente no han variado en los últimos cinco años. Si retrocedemos algo más, sí vemos que las exportaciones de curtidos se multiplicaron a partir de 2009, año que representa el verdadero punto de inflexión del comercio internacional de pieles. También a partir del 2009 las importaciones de pieles curtidas y acabadas aumentaron bruscamente, presentando una escalada anual constante hasta el pasado 2016, año en el que las compras en el exterior de curtidos cayeron bruscamente un 26,03 por ciento.

Las exportaciones de curtidos se multiplicaron a partir de 2009, año que representa el verdadero punto de inflexión del comercio internacional de pieles

El análisis de la balanza comercial de las pieles semicurtidas presenta, en contraste, una mayor estabilidad y un comportamiento sin variaciones a lo largo de los últimos años. De esta manera, si en 2004 las exportaciones de pieles semicurtidas superaron los 93 millones de euros, en 2016 rondaron los 91 millones, lo que supone una caída de apenas un 2,33 por ciento en los últimos 12 años. Algo mayor ha sido el descenso experimentado por las importaciones de pieles semicurtidas, las cuales han disminuido durante el período 2004-2016 un 22,69 por ciento.

Las importaciones de pieles en bruto destacan por haber mantenido un comportamiento al alza sin muchas oscilaciones durante los últimos 12 años

Por último, observando la evolución de las exportaciones españolas de pieles en bruto en los últimos 12 años nos llama la atención su notable ascenso entre 2009 y 2013, en contraste con su desplome a partir de este año, registrando tres años de caídas consecutivas. Por su parte, las importaciones de pieles en bruto destacan por haber mantenido un comportamiento al alza sin muchas oscilaciones durante los últimos 12 años, ya que entre 2004 y 2016 las compras en el extranjero de pieles crudas han aumentado un 19,52 por ciento.

TwitterGoogle+FacebookCompartir

Tags: , ,

Categoría: Reportajes

Dejar comentario

comelz