PrremiereVision

Etiopía suprime los aranceles sobre las exportaciones de pieles en bruto y semiacabadas

| 13 enero, 2020 | Comentario

Desde el pasado 6 de enero han dejado de estar activos los gravámenes especiales del 150 por ciento que se aplicaban en Etiopía sobre las exportaciones de pieles crudas y cueros semiacabados. El Gobierno etíope ha tomado esta decisión tras constatar que este impuesto provocaba «un perjuicio sobre las curtidurías y los exportadores del país», según ha reconocido el responsable de Comercio e Industria de Etiopía, Teka Gebreyesus. Esta medida afectará tanto a las ventas al exterior de pieles en bruto como a los cueros wet-blue, wet-white, crust y piquelado.

Según cálculos del Gobierno etíope, una gran parte de los exportadores locales de pieles ha abandonado su actividad desalentada por la tasa, que se implementó en 2008 para garantizar el abastecimiento de materia prima de las curtidurías nacionales. Del total de 17 empresas curtidoras que operaban en Etiopía antes de gravar las exportaciones de pieles y cueros, cinco se vieron obligadas a cerrar y el resto ha reducido su producción muy por debajo de su capacidad. En los últimos siete años, Etiopía no ha recibido ninguna inversión extranjera directa relacionada con el sector de la curtición de pieles.

Para los responsables de Comercio de Etiopía, este país del Cuerno de África posee un enorme potencial para la industria de la curtición, ya que es un líder mundial en cuanto a cantidad de ganado bovino (alrededor de 60 millones de reses). Con el objetivo de aprovechar esta gran reserva de materia prima, el Gobierno etíope ya está trabajando en la construcción del parque industrial Leather City Park en la ciudad de Modjo.

Protestas de la industria local
En Etiopía trabajan miles de pequeños talleres artesanales que elaboran artículos de cuero y que generan decenas de miles de empleos. «La decisión de suprimir las tasas a la exportación puede causar escasez de pieles en el mercado local. Esperamos que el gobierno sepa encontrar el equilibrio adecuado», opina Ermias Hassen, gerente general de Gosh Leather Products Factory. Como él, miles de pequeños fabricantes de zapatos, chaquetas y marroquinería de cuero temen un desabastecimiento de pieles en bruto, ya que «esta medida da prioridad e incentiva a los inversores extranjeros frente a la industria local», explican.

TwitterGoogle+FacebookCompartir

Tags: , ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario

comelz