«Europa es un mercado exigente, ideal para el cuero brasileño»

| 7 noviembre, 2017 | Comentario

Brasil posee una de las industrias de la curtición más potentes del mundo. En los últimos años ha apostado por la producción eficiente y sostenible de cueros. Ahora, inicia una nueva etapa de expansión internacional, con Europa como mercado objetivo. Para conocer un poco mejor sus planes, hablamos con José Fernando Bello, presidente del Centro de Industrias de Curtidos de Brasil (CICB).

LederPiel: ¿Cuándo y por qué se crea el Centro de Industrias de Curtidos de Brasil (CICB)? ¿Cuáles son sus principales objetivos? ¿Cuántas empresas forman parte del CICB?
José Fernando Bello: El CICB fue creado en 1957 y, por lo tanto, completa en 2017 60 años de historia. Se trata de la única entidad nacional dedicada a promover el cuero brasileño tanto en el mercado doméstico como en el internacional, incentivando el perfeccionamiento técnico, la calidad, sostenibilidad, emprendimiento comercial y la imagen de la industria del curtido de Brasil. Actualmente, el CICB tiene 60 asociados, que representan más del 80 por ciento de la producción nacional de cueros.

LederPiel: ¿Cuáles son las iniciativas más importantes puestas en marcha en los últimos años por el CICB?
José Fernando Bello: Son varias las acciones que han destacado a lo largo de la trayectoria del CICB en los últimos años en pos de alcanzar sus objetivos de promover, unir y mejorar el cuero de Brasil. Es importante llamar la atención sobre las iniciativas enfocadas a la ampliación de las exportaciones del cuero brasileño, que tienen el apoyo del proyecto Brazilian Leather. Este proyecto es fruto de la colaboración entre el CICB y la Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversiones (Apex-Brasil). Entre sus principales acciones, podemos destacar la Certificación de Sostenibilidad del Cuero Brasileño (CSCB), la participación en grandes ferias mundiales (como Futurmoda en España), la realización de misiones comerciales, la iniciativa Diseño en la Piel (sobre la introducción de la cultura del diseño dentro de la curtidurías) o el proyecto Ley del Cuero (que lucha para que las marcas brasileñas no usen la palabra «cuero» para referirse a materiales sintéticos), entre otras muchas.

«La cualificación y educación también estarán muy presentes en los planes del CICB para el próximo año 2018»

LederPiel: ¿Qué proyectos tiene previsto emprender el CICB próximamente?
José Fernando Bello: En el marco de la promoción comercial, nuestro año se inició con la participación y apoyo de las empresas de curtidos brasileños en las ferias de Inspiramais (São Paulo), Première Vision New York, IILF (India), Première Vision Paris y Lineapelle (Milán). En el campo de la sostenibilidad, el CSCB ganará aún más espacio dentro de las acciones de la industria brasileña, por haber demostrado su eficiencia en la mejora de la producción y la economía de las curtidurías que han introducido este programa. La cualificación y educación también estarán muy presentes en los planes del CICB para el próximo año 2018, a través de la promoción y realización de cursos y eventos con temas relacionados con la exportación, la apertura de mercados y la innovación.

«En los últimos cinco años lo que más ha mejorado en la industria del curtido de Brasil ha sido el diseño y la sostenibilidad»

LederPiel: Lleva al frente del CICB más de cinco años. ¿Cómo ha evolucionado el sector brasileño de la curtición durante este tiempo?
José Fernando Bello: En los últimos cinco años lo que más ha mejorado en la industria del curtido de Brasil ha sido el diseño y la sostenibilidad. Con el apoyo de las curtidurías del país, hemos creado el CSCB, la iniciativa Diseño en la Piel y otros proyectos que añaden valor a nuestros cueros; todo esto contando con una comunicación eficiente para dar visibilidad a la industria nacional y promocionar nuestros cueros como un material noble y de cualidades imposibles de ser imitadas por otros materiales.

«En Brasil trabajan 257 curtidurías, que producen anualmente más de 43 millones de pieles»

LederPiel.: ¿Cuáles son las principales características del sector de la curtición en Brasil?
José Fernando Bello: Periódicamente, el CICB encomienda a un renombrado instituto de investigación nacional un análisis de la industria curtidora nacional. El estudio más reciente corresponde al año 2017 y nos da algunos datos representativos de las principales características que definen en la actualidad al sector en Brasil.
Por ejemplo, en Brasil trabajan 257 curtidurías, que producen anualmente más de 43 millones de pieles. El 15,5 por ciento de las curtidurías están consideradas microempresas; el 25 por ciento, pequeñas empresas; el 37,7 por ciento, medianas empresas, y el 21,8 por ciento, grandes empresas. El 72,1 por ciento de la producción nacional proviene de las grandes empresas; el 23,3 por ciento, de las medianas; el 3,4 por ciento, de las pequeñas, y el 1,1 por ciento, de las microempresas. En todas las grandes empresas se controlan diariamente los residuos sólidos que se generan y el 94,1 por ciento de ellas dispone de un profesional o un departamento exclusivo para tratar cuestiones relacionadas con el medioambiente. Del total de las 257 empresas, el 51,3 por ciento trabaja en la producción de cueros acabados. El 42,8 por ciento de las empresas está situado en las regiones del sur del país y el 33,5 por ciento en el sureste. El 70 por ciento de las curtidurías brasileñas lleva activo entre 11 y 50 años.

LederPiel: Una de las grandes ventajas competitivas de la industria brasileña es su enorme cabaña bovina. ¿Cómo influye al sector de la curtición tener una fuente de materias primas local tan grande?
José Fernando Bello: Tener en nuestro país la mayor cabaña de ganado del mundo es, sin duda, importante para la industria curtidora de Brasil. Esta es una ventaja con la que contamos, pero estamos siempre atentos a la calidad de la materia prima y a posibles alianzas para perfeccionarla.

LederPiel: ¿Están sensibilizados los ganaderos brasileños con la importancia de cuidar las pieles de los animales (vacunas, marcaje, conservación en mataderos, etc.) para mejorar la calidad del cuero?
José Fernando Bello: Casi la totalidad del ganado brasileño pasta en prado, lo que hace al rebaño más susceptible de  contraer parásitos o herirse con vallas, algo que no ocurre con el rebaño confinado. Entendemos estas circunstancias como algo natural. Trabajamos de manera cercana a la industria agroalimentaria y sabemos que siempre procura la mejor materia prima para las curtidurías.

«De acuerdo con el más reciente estudio de la industria del cuero de Brasil, el 82,7 por ciento de la producción brasileña de cueros se destina a la exportación»

LederPiel: ¿Cuáles son los principales usos del cuero brasileño (calzado, sector automovilístico, muebles, etc.)?
José Fernando Bello: De acuerdo con el más reciente estudio de la industria del cuero de Brasil, el 82,7 por ciento de la producción brasileña de cueros se destina a la exportación. En los mercados internacionales, el uso más frecuente suele ser en la industria de los automóviles (48,3 por ciento), tapizados de muebles (20,7 por ciento) y calzado (20,1 por ciento). Sin embargo, en el mercado doméstico, los usos son calzado (57,9 por ciento), tapizados (11,9 por ciento) y artículos de cuero (9,9 por ciento).

LederPiel: ¿Qué importancia tiene la exportación para el sector del curtido en Brasil? ¿Cuáles son los principales destinos extranjeros de las pieles y cueros brasileños?
José Fernando Bello: Brasil es uno de los principales actores mundiales del sector del cuero. Como destacábamos antes, exportamos más del 80 por ciento de nuestra producción, lo que de por sí ya muestra el peso de los mercados internacionales para nuestra industria. Los principales importadores del cuero brasileño son China/Hong Kong, Italia, EE. UU. y Vietnam.

LederPiel: En los últimos dos o tres años, se percibe una caída del valor de las exportaciones de los curtidos brasileños. ¿A qué se debe este decaimiento del sector en los mercados exteriores? ¿Qué medidas se están llevando a cabo desde el CICB para revertir esta tendencia?
José Fernando Bello: El volumen de exportaciones se ha mantenido estable. La baja se produce en cuanto al valor, en consonancia con las caídas de los precios del cuero en todo el mundo. Nuestro sector es cíclico: ya vivimos períodos como este en el pasado y después pudimos vivir años de mejoría en el mercado. Lo importante en tiempos como estos es continuar invirtiendo en tecnología, sostenibilidad y perfeccionamiento técnico.

«Creemos que existe un importante potencial y que podemos ampliar nuestras colaboraciones comerciales en España»

LederPiel: Por primera vez, cinco curtidurías brasileñas participarán en la feria de Alicante Futurmoda. Hace unas semanas también estuvieron presentes en la Première Vision de París (Francia) y Lineapelle (Italia). ¿Cree que el cuero brasileño tiene espacio y margen de crecimiento en mercados tan saturados y competitivos como los europeos?
José Fernando Bello: Sin duda. Europa es un mercado exigente y que puede ser cubierto por el cuero brasileño. Buscamos siempre exportar cueros con valor añadido, que es lo que, al fin y al cabo, buscan las firmas europeas en sus proveedores.

LederPiel: En concreto en España, ¿hasta qué punto es interesante este mercado para el sector brasileño de la curtición?
José Fernando Bello: Creemos que existe un importante potencial y que podemos ampliar nuestras colaboraciones comerciales en España, especialmente en lo relativo al sector del calzado y artículos de cuero, proporcionando cueros acabados acordes a las nuevas tendencias de moda e innovación.

LederPiel: En los últimos años la industria brasileña de la curtición ha llevado a cabo importantes inversiones en cuanto a sostenibilidad y medioambiente. Un ejemplo de ello es el Certificado de Sostenibilidad del Cuero Brasileño (CSCB). ¿En qué consiste esta certificación? ¿Qué requisitos se han de cumplir para obtenerlo?
José Fernando Bello: La Certificación de Sostenibilidad del Cuero Brasileño entiende como curtiduría sostenible aquella que desarrolla su actividad buscando reducir el impacto ambiental inherente a su trabajo y, al mismo tiempo, proporcionando mejores condiciones de trabajo a sus empleados y respetando a la comunidad en la cual la empresa está inserta. Para lograr esta certificación, cada curtiduría debe pasar por una etapa de consultoría, en la que se trabajan 173 indicadores elaborados a partir de una comisión independiente. Solo entonces, la empresa puede solicitar una auditoría con un organismo acreditado por el Inmetro (instituto brasileño que mantiene acuerdos de reconocimiento mutuo con los miembros plenos de ILAC, IAAC y EA) para obtener su certificación. Hay cuatro niveles del sello CSCB: Bronce, para las que cumplen hasta el 50 por ciento de los indicadores aplicables de cada una de las cuatro dimensiones de la certificación; Plata, si cumplen el 75 por ciento; Oro, si lo hacen en un 90 por ciento, y Diamante, si observa el 100 por cien de los indicadores.

«La Ley 4.888/65 existe en Brasil desde hace más de 50 años y establece que en el territorio brasileño no se puede denominar como «cuero» algo que no haya sido obtenido a partir de piel animal»

LederPiel: Brasil es pionero en la promulgación de leyes contra el uso equívoco del término «cuero». ¿Qué acciones se desarrollan desde el CICB para evitar la utilización fraudulenta de la palabra «cuero»?
José Fernando Bello: La Ley 4.888/65 existe en Brasil desde hace más de 50 años y establece que en el territorio brasileño no se puede denominar como «cuero» algo que no haya sido obtenido a partir de piel animal. También prohíbe el uso de expresiones como «cuero sintético» o «cuero ecológico». Desde 2013, el CICB desarrolla acciones para concienciar a consumidores, industrias y comerciantes sobre esta ley. Tenemos activo durante las 24 horas del día un dispositivo de búsqueda en periódicos y e-commerce en internet que rastrea cualquier infracción. Cuando detecta un problema, enviamos una notificación al autor. Ya hemos identificado más de 15.000 infracciones desde entonces. También tenemos las Blitzes Ley del Cuero, por medio de las cuales un equipo del CICB visita personalmente ferias, comercios a pie de calle, centros comerciales y concesionarios de automóviles para verificar la correcta utilización de la palabra «cuero». Más de 20.000 establecimientos ya han sido visitados desde el inicio de esta acción, con resultados muy satisfactorios.

TwitterGoogle+FacebookCompartir

Tags: , , ,

Categoría: Entrevistas

Dejar comentario

comelz