Cotance lucha en Europa para que el cuero se considere un subproducto

| 24 septiembre, 2019 | Comentario

En 2013, la Comisión Europea lanzó la iniciativa «Un mercado único para productos verdes» con el objetivo de desarrollar la Huella Ambiental de Producto (PEF, en sus siglas inglesas), un conjunto armonizado de normas reconocidas en toda la Unión Europea. La industria europea del cuero fue seleccionada para unirse a este proyecto y desarrollar las Reglas de Categoría de Huella Ambiental de Producto (Pefcr). En mayo de 2018 se publicaron estas normas para cuero y en junio de 2019 se lanzó finalmente el PEF. Desde entonces está disponible en fase inicial esta útil herramienta para cuantificar el impacto ambiental de la actividad de las curtidurías comunitarias y, de este modo, poder certificar sus productos y comunicar sus credenciales ecológicas.

Sin embargo, los curtidores europeos, representados por la Confederación de Asociaciones Nacionales de Curtidores de la Comunidad Europea (Cotance), pelean actualmente en las instituciones europeas para que el cuero sea reconocido como un subproducto de la industria cárnica. Esto es así porque la Comisión Europea rechazó esta consideración al determinar que ningún producto con un valor económico podía ser tratado como un «desecho», por lo que obligaba a las curtidurías a asumir parte del consumo de agua atribuido a la cría de ganado.

Durante la próxima fase de la iniciativa «Un mercado único para productos verdes», Cotance se ha comprometido a defender la asignación de un porcentaje cero del consumo del agua del ganado a la industria del cuero.

TwitterGoogle+FacebookCompartir

Tags: ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario

comelz